Morirás Siendo una Mujer


Profanaré tu sagrario,
e introduciré en tu pureza
la dulce hiel del pecado.
No habrá Mesías;
la sangre que de ti caiga
será la única que me redima.
¿Dónde está tu Rosario?
¿Por qué lloras, ramera, si tu Dios
todo te lo ha dado?
En nada me complazco,
sólo en Cupido que yace muerto
ante las palabras "te amo".
Los buitres se acercan
y te toman de la mano,
ya nada de ti queda
cuando entre llamas copulamos

Gozarás en el pináculo de fuego,
donde la inocencia no se deja ver,
en el infierno cantan tu himeneo
morirás siendo una mujer.

Cada caricia
es tósigo en tu alma
y por las noches a tu cuerpo
es el diablo quien lo ama.
Somos Hansen y Gretel
en un paraíso insano,
nuestros besos son serpientes,
que engendran el fruto vedado.
Crucifiquemos a tu dios
en el madero de la lujuria,
y que su Santa Madre contemple
como de ti hago una puta.

Nicolas Fiks


2 comentarios:

Hellthroat dijo...
23 de enero de 2011, 0:32

Jummm... que sera lo que me recuerda este poema??? jajajaja, te amoooo!!!

Noirdame dijo...
23 de enero de 2011, 8:54

Tu me lo dedicasteee :D

Deja un comentario

Volver al inicio Volver arriba Bibliofilia. Theme ligneous by pure-essence.net. Bloggerized by Chica Blogger.